By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

La llegada del ferry supone un símbolo de esperanza para muchos en Lampedusa. Un grupo de inmigrantes procedentes de Siria llevaba mucho tiempo esperando. Ahora podrán poner rumbo a otro centro de refugiados en Sicilia. La normativa europea les obliga a pedir asilo en el país al que llegaron en primer lugar, en este caso Italia. Para ellos no es la solución ideal pero es mejor que permanecer en un campo superpoblado. “Estoy muy feliz. La gente aquí es maravillosa. Lo juro por Dios, se han portado de forma increíble”, explicaba una inmigrante, mientras otro miembro del grupo decía: “No puedo expresarlo con palabras, no puedo describir mis sentimientos. Estamos tan felices de que Dios nos haya ayudado a llegar aquí. Estamos cansados por el viaje pero estamos bien y esperamos un futuro aún mejor”. Han estado en un campamento considerado un lugar de primera asistencia. Es decir, aquí los refugiados deberían permanecer sólo tres días tras su llegada, para después ser enviados a otro centro con mejores instalaciones en el que pedir asilo o ser enviados de vuelta a su país si no cumplen los requisitos para obtener el estatuto de refugiado. No obstante, el tiempo medio de estancia ha pasado a ser de unos 20 días, en un lugar que no está acondicionado para ello.La tensión es palpable, sobre todo cuando algunos refugiados ven a gente que es trasladada antes que ellos pese a haber llegado más tarde. Las instalaciones están concebidas para acoger a 254 personas, pero el día de nuestra visita, hay 600.“En frente del pabellón masculino principal hemos vaciado las oficinas y las hemos adaptado para poder albergar a otras 200 personas. Aún así, el centro esta superpoblado. Además, en los últimos días, como ha estado lloviendo, tuvimos que dar cobijo aún a más inmigrantes, así que les tuvimos que ofrecer refugiarse en nuestros autobuses para ponerse a cubierto de la lluvía”, nos declaraba Federico Miragliotta, director del centro. Entramos en las instalaciones para familias...