By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

Fuente: www.youtube.com El 22 de noviembre, en la tradicional ceremonia de acreditación de los embajadores extranjeros en España, el rey Juan Carlos apareció con varias lesiones en su rostro: una herida suturada en la nariz, la ceja izquierda hinchada, el ojo con un gran hematoma y el pómulo izquierdo tumefacto. Don Juan Carlos trató de ocultar las heridas con unas gafas negras enormes , pero aun así se pudo observar una ligera hinchazón en el labio superior de la boca y la base de la nariz. Si no hay nada que ocultar sobre el incidente que lo dejó herido: un aparatoso "choque con una puerta", según aseguró el propio rey, ¿para qué cubrirse y despertar más rumores? Lo más inteligente hubiera sido posponer todos los actos oficiales hasta recuperarse, pues la imagen que se ha dado de la institución monárquica es lamentable y penosa. Sígannos en twitter.com www.facebook.com RT en vivo: actualidad.rt.com