By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

La policĂ­a recibe el refuerzo de 800 soldados, dos helicĂłpteros y varios tanquesEn los seis dĂ­as de enfrentamientos han muerto 30 personas26.11.2010 - 19:26hLos operativos de la policĂ­a contra los narcotraficantes que vienen sembrando el pĂĄnico en RĂ­o de Janeiro y que han dejado 30 muertos han sido reforzados con 800 soldados del EjĂŠrcito, dos helicĂłpteros de la Fuerza AĂŠrea y otros tanques blindados, segĂşn han informado fuentes oficiales.El refuerzo adicional de las Fuerzas Armadas a los operativos de la policĂ­a contra los grupos de narcotraficantes que actĂşan en la segunda mayor ciudad del paĂ­s fue autorizado anoche por el presidente brasileĂąo, Luiz InĂĄcio Lula da Silva, segĂşn un comunicado del Ministerio de Defensa.Los militares tambiĂŠn cederĂĄn equipos de comunicaciones, material de logĂ­stica y equipos especiales como anteojos con visiĂłn nocturna.La policĂ­a ya habĂ­a contado el jueves con el inĂŠdito refuerzo de seis tanquetas blindadas de la Marina de Guerra que le permitieron ocupar con ĂŠxito y sin muertos la favela Vila Cruzeiro, que era considerada hasta ayer como la mĂĄs peligrosa de RĂ­o de Janeiro por el nĂşmero de pistoleros que estaba concentrado en la misma.RĂ­o amanece en calmaLos blindados le permitieron a los miembros del BatallĂłn de Operaciones Especiales (BOPE) de la policĂ­a superar las barricadas que los narcotraficantes habĂ­an montado en los accesos de la favela y expulsar a decenas de pistoleros, que huyeron hacia barriadas vecinas.Las imĂĄgenes de la huida desesperada de los narcotraficantes han sido repetidas numerosas veces por todas las redes de televisiĂłn del paĂ­s y consideradas como el resultado de una de las operaciones mĂĄs exitosas de RĂ­o de Janeiro contra el narcotrĂĄfico.Vila Cruzeiro, que durante muchos aĂąos fue un fortĂ­n de bandas de pistoleros y era inaccesible para la policĂ­a, ha amanecido este viernes en completa tranquilidad luego de que un centenar de uniformados pasara la noche en la barriada.La ofensiva de la policĂ­a contra los narcotraficantes fue una respuesta a los ataques criminales lanzados por pistoleros desde el pasado sĂĄbado y que han dejado hasta ahora 60 vehĂ­culos incendiados, entre los cuales numerosos autobuses.Los peligros de la sede de los Juegos OlĂ­mpicosEn la mayorĂ­a de dichos ataques los pistoleros bloquean importantes vĂ­as de la ciudad, asaltan a los conductores de los vehĂ­culos y, tras ordenar que los pasajeros abandonen los automotores, les prenden fuego en medio de la calle.Las autoridades de RĂ­o de Janeiro, ciudad que serĂĄ una de las subsedes del Mundial de FĂştbol de 2014 y la sede de los Juegos OlĂ­mpicos de 2016, han atribuido tales ataques a una represalia de los grupos criminales que fueron expulsados por la policĂ­a de importantes favelas en las que controlaban el trĂĄfico de drogas.SegĂşn la secretarĂ­a de Seguridad PĂşblica de RĂ­o de Janeiro, estos narcotraficantes expulsados, que integran el llamado Comando Vermelho (Comando Rojo), la principal organizaciĂłn criminal de RĂ­o de Janeiro, se habĂ­an concentrado en Vila Cruzeiro y en las favelas del Complejo del AlemĂĄn, un conjunto de barrios pobres en la zona norte de la ciudad.Cinco nuevos ataquesLos pistoleros que huyeron el jueves de Vila Cruzeiro atravesaron un cerro para buscar refugio precisamente en las barriadas del Complejo del AlemĂĄn, aĂşn controladas por el Comando Vermelho.Pese a que la policĂ­a ha redoblado su presencia en las calles y ha realizado operativos en cerca de 30 favelas en las que actĂşan bandas de pistoleros, los ataques criminales han proseguido en diferentes locales de la ciudad pero con menor intensidad.En la madrugada de este viernes se registraron cinco nuevos ataques que dejaron un autobĂşs y cuatro vehĂ­culos incendiados en Mesquista y Sao Gonzalo, ambos municipios del ĂĄrea metropolitana; en la autopista Presidente Dutra, que comunica a RĂ­o de Janeiro con Sao Paulo; y en el barrio de Ipanema, uno de los principales polos turĂ­sticos de la ciudad.La policĂ­a ha informado de que un sospechoso resultĂł muerto cuando intentaba quemar un vehĂ­culo en un local prĂłximo a un centro comercial en el barrio de Madureira y dos menores fueron detenidos con lĂ­quidos inflamables tras el ataque de Ipanema.